Patrimonio de la Humanidad

pleca

Xochimilco, que en náhuatl significa “Campo de Flores”, se distingue por una serie de canales pluviales que existen desde la época prehispánica, cuando el Valle de México estaba conformado por lagos y lagunas casi en su totalidad.

Hoy en día, gran parte de la naturaleza de Xochimilco se mantiene, aunado a elementos culturales de sus orígenes prehispánicos, el arte y la cultura colonial, la marimba, mariachis, maíz, fiesta y trajineras, así como la producción de hortalizas, plantas de ornato y flores de diversas especies en las chinampas ubicadas a lo largo de todo el lugar. Xochimilco es poseedor de una historia ancestral, una fiesta de colores y un abanico de tradiciones.

Las coloridas, floreadas y muy adornadas trajineras son uno de los rasgos distintivos de este popular e importante lugar de la cultura mexicana, donde aún se cultiva en chinampas, los campesinos se trasladan navegando a través de los canales y se mantienen vivas sus fiestas y celebraciones.

Xochimilco es un lugar para deleitar el paladar con un sinfín de sabores y colores; es bailar con el sonido del mariachi; es sorprenderse con sus leyendas y maravillarse con su incomparable belleza natural.

Por su rica historia, arte colonial, fiestas, tradiciones y entorno natural, Xochimilco es hoy en día uno de los sitios más atractivos e interesantes de la Ciudad de México que todo visitante, nacional y extranjero, tiene el anhelo de visitar.

Por la aportación cultural que tiene de México hacia el mundo, el 11 de diciembre de 1987, fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Xoximilco Cancún nace para rendir homenaje y tributo a la tradición, belleza e historia de este icónico lugar y está listo para llevarte por un recorrido en el que podrás vivir las tradiciones más festivas de México.

Reserva tu entrada aquí